Tendencias marketing digital 2018

Tendencias marketing digital 2018

Tendencias marketing digital 2018

Como es costumbre en el sector del marketing comenzamos a plantearnos las tendencias en marketing digital para el año 2018. Si comenzamos a indagar podemos observar que muchas de estas tendencias, se plantearon a comienzos del año 2017. No obstante, parece que en 2018 se implantarán en el ámbito del marketing digital para quedarse mucho tiempo.

A continuación, hablaremos de las tendencias en marketing digital para el año 2018:

Búsqueda por voz y audio online  

Llevamos un largo tiempo escuchando que la búsqueda en internet a través de la voz es el futuro. Esto provoca la modificación del algoritmo de los buscadores, el patrón de comportamiento del consumidor a la hora de realizar una búsqueda y por lo tanto afecta al SEO. (Search Engine Optimization).

Además, en el año 2017, también se comentó que los podcasts estarían a la orden del día convirtiéndose en una tendencia. Los internautas pasan mucho tiempo a lo largo del día consumiendo contenidos de Internet. Estos pueden ser escritos, imágenes, videos o audios online. El comportamiento de los usuarios ha ido evolucionando a lo largo del tiempo. Apenas un pequeño porcentaje lee una gran cantidad de caracteres en el mundo digital. Simplemente exploran, navegan, saltan de un lugar a otro y cuando encuentran aquello que puede interesarles, hacen click y lo leen. No obstante, siempre que sea posible evitar leer y haya un video accesible preferirán ver el video. El formato audiovisual está a la orden del día. Es de fácil consumo, dinámico y no resta mucho tiempo al usuario. De ahí que el audio online comience a tener tanto éxito. Tiene las mismas características de un video, aunque priva de las imágenes, pero puede escucharse mientras se realizan otras tareas. No debemos olvidar que las tendencias en marketing digital de este año ya apuntaban a que el usuario es multitasking. En este plano también aparece el multiscreen. El usuario internauta de hoy día es urbano, de clase media-alta y con interés por el ocio, viajes, cultura y demás. Puede estar con diferentes dispositivos tecnológicos al mismo tiempo: smartphone, tablet, tv, portátil etc. Mientras presta atención a un programa televisivo puede comentar en Twitter, buscar información sobre viajes, ropa que aparece en el programa televisivo etc. ¿Por qué realmente es relevante esto?

Porque el usuario puede consumir el audio online mientras realiza cualquier otra tarea, presta atención a lo que le interesa y no le quita demasiado tiempo. Por eso son muchas las empresas que comienzan a plantearse el audio online como uno de los métodos de publicidad digital más efectivos para el próximo año 2018.

Big Data y Business Intelligence

Es un término que se lleva escuchando muchos años, pero parece que no ha logrado consolidarse. Bien sea por su complejidad, o por la dificultad de tratar tal cantidad de datos con sistemas convencionales. IAB Spain asegura que en el año 2018 el Big Data conseguirá consolidarse, en la actualidad existe gran cantidad de información. Debe recogerse, analizarse y transformarse en valor para los usuarios. El 2018 será el año del Business Intelligence, tanto las pymes como las grandes empresas comenzarán a implementarlo.

La principal ventaja del Business Intelligence es que tiene la capacidad de aprender de forma automática y proporcionar las respuestas necesarias. Por lo tanto, los analistas necesitan hacer las preguntas adecuadas, indagar en los puntos clave del negocio y explorar entre los datos. No tendrán que hacer cálculos matemáticos porque el business intelligence se encarga de proporcionar esta información. No se debe perder del punto de mira, que el business intelligence no puede ponerse en contexto de forma aislada, es necesaria la visión del analista que será la persona que interprete los datos y sepa a qué se refiere. Es decir, si se realiza una investigación cualitativa, es imprescindible la figura del analista para proporcionar contexto a los resultados arrojados. En muchas ocasiones la figura del analista se siente amenazada por el desarrollo y la implementación del business intelligence. Nada más lejos de la realidad, esto le proporcionará la destreza suficiente para conseguir una interpretación de los datos con mayor precisión.

Además, las empresas comienzan a tener en cuenta las inversiones publicitarias y el retorno de la inversión como algo del día a día. Se ha convertido en una rutina dentro de las acciones del negocio. Ya no se realizan inversiones publicitarias basándose en creencias de donde está su target o aproximaciones. El DMP es una herramienta que permite administrar las inversiones publicitarias digitales y optimiza el ROI. La empresa puede gestionar a su target de manera precisa, buscar audiencias similares y optimizar el uso de las cookies.

En línea con este aspecto surge la publicidad programática como otra de las grandes tendencias para el año 2018. Como se ha comentado en el punto anterior sobre audios online.

Los usuarios están realizando muchas cosas a la vez y no se están centrando del todo en ninguna. Es fácil. El cerebro humano no puede prestar la misma atención a todo a la vez. Por eso se han diferenciado dos tipos de estrategias: meshing y tracking. La primera se centra en las búsquedas que realiza el usuario de lo que está viendo en televisión. La segunda es cuando realiza una búsqueda de cualquier cosa que no tiene que ver con lo que está viendo en televisión.

El tracking es el que más se da en los usuarios que reciben la publicidad. El problema es que no están prestando atención a la publicidad a la que están siendo impactados en televisión. Gracias al Business Intelligence y el Big Data se podrá conocer mejor al target potencial. Así será más sencillo adquirir los espacios digitales en los que se encontrarán, sin interrumpirlos ni resultar molestos. La publicidad programática surge con la necesidad de optimizar la relación y tiempo entre empresa y cliente, personalizando los anuncios y “diciendo” lo que el target quiere escuchar en el momento adecuado. Las pujas para comprar los espacios digitales se hacen al instante, esto permite que las empresas (anunciantes) puedan optimizar su presupuesto y obtener un mejor ROI.

Web visual

Como se ha comentado anteriormente, el usuario prefiere buscar información que se le proporcione en forma de imagen o video. Ya no es tan proclive a leer demasiado. Además, las generaciones más modernas prefieren el estilo de web minimalista. Poco texto y mucha imagen. Que sea sencillo y rápido de consumir. El vídeo tiene una gran acogida y es por ello que, en las plataformas de redes sociales, como por ejemplo Facebook e Instagram se puede observar el auge del “Instastories” o “Facebook live”. Es dinámico y el usuario no consume mucho tiempo en visionarlos. A principio de 2017 se comentaba que Facebook podía tener una caía y la posible migración del público más joven a otras plataformas. A pesar de que Instagram ha crecido mucho en este último año, Facebook ha sabido adaptarse al público joven, consolidándose y sin perder su línea de crecimiento. Para 2018 se prevé que Instagram continúe creciendo. Pinterest ha pasado de ser una red social a convertirse en una caja de “inspiración” para los usuarios. Es contenido visual, bien segmentado y etiquetado. Además, su fácil y rápido acceso ha provocado que sea una pieza clave en las estrategias de contenidos de los negocios.

Influencer

Tras comentar un poco acerca de plataformas de redes sociales, es el momento de hablar de los influencers. Han sido unas figuras muy relevantes para el marketing digital en este año. Para el año 2018 se prevé que continúen su línea como factores importantes, pero comienzan a cambiar los patrones de preferencia. Los negocios comienzan a centrarse más en el micro influncer, este genera un buen ROI y en cambio la inversión no es tan alta como la de los maxi influencers. Además, en muchas ocasiones, algunos negocios se han centrado más en el número de seguidores, perdiendo de vista el engagement y la repercusión que realmente generaba el influencer en su público. Son aspectos que en el ámbito del marketing digital se cuidarán más en el año 2018. Los microinfluencer pueden generar mayor engagement, credibilidad y pueden alejarse de la “voz de la marca”. Nos situamos en un entorno complejo, en el que estamos sometidos a los anuncios tanto en plataformas digitales como en el mundo offline. Por lo tanto, es necesario aportar un toque de naturalidad, conversación fluida y evitar que suene a publicidad sin más. La humanización de la marca a través de influencers ha sido clave en este proceso, pero debe re-adaptarse ya que los usuarios comienzan a acostumbrarse a la figura de los maxi influencers, como una parte más de la publicidad o marcas.

Growth Hacking

No se trata de una nueva figura que haya surgido ahora. Lleva muchos años implantada en otros mercados, como en Estados Unidos. Sin embargo, se plantea como una de las principales tendencias en marketing digital para el año 2018. Las funciones del growth hacker se diferencian de las tradicionales de marketing digital. Utiliza herramientas como Social Media, SEO, contenidos y marketing viral. Buscan la oportunidad en el momento adecuado, el principal objetivo es conseguir tasas de conversión optimas con el menor coste posible. El growth hacking se crea sobre una base sólida de análisis y creatividad. El growth hacker debe tener la capacidad de analizar los resultados de sus acciones, ser capaz de modificar la estrategia para aumentar las conversiones o leads y buscar soluciones creativas, que permitan diferenciarse del resto.

Estas son algunas de las tendencias en marketing digital para 2018. Si tenéis más sugerencias o queréis compartir alguna nueva tendencia con nosotros, dejádnoslo en los comentarios. Esperamos que este nuevo año, venga repleto de creatividad y el marketing digital siga avanzando con gratas sorpresas.

ZUK
guillermo@zuk.es
No Comments

Post A Comment